Ataques en ecuador frontera con colombia  2021 informacion

Ataques en ecuador frontera con colombia 2021 informacion

118

Crimen en colombia 2021

Las autoridades han realizado una serie de incautaciones de explosivos y armas mientras patrullaban la región fronteriza entre Colombia y Ecuador, una frontera remota y sin ley que alberga una mezcla volátil de actores armados implicados en una serie de actividades ilícitas.

La incautación más reciente se produjo a finales de agosto, cuando un extranjero, cuya nacionalidad no se ha revelado, fue detenido en Carchi con 10 unidades de explosivos, cada una de ellas con potencia suficiente para destruir un coche. Un funcionario militar dijo que el material podría haber sido utilizado para fabricar artefactos explosivos improvisados.

Anteriormente, en agosto, dos venezolanos fueron detenidos en Otavalo cuando contrabandeaban dinamita y materiales explosivos suficientes para causar daños en un radio de 100 metros. Al parecer, los dos venezolanos se dirigían a la ciudad fronteriza de Tulcán, en la provincia del Carchi.

Y el 21 de julio, la policía detuvo a un hombre que transportaba 119 granadas y ocho morteros por la provincia de Santo Domingo de Los Tsáchilas, situada al oeste de la capital del país, Quito. Las inscripciones de los morteros con la leyenda «lote 9067» indicaban que el armamento confiscado era robado a los militares. El medio de comunicación ecuatoriano Expreso informó de que se cree que las granadas y los morteros incautados estaban destinados a la frontera norte del país.

Crimen organizado en ecuador

Se intensificó una disputa militar y diplomática, se retiraron embajadores y se realizaron detenciones en todo el mundo tras la incautación por parte de los colombianos del campamento de las FARC de ordenadores portátiles que, según los militares colombianos, contenían una gran cantidad de cartas y documentos relativos a las actividades de las FARC y a su relación con los gobiernos de Ecuador y Venezuela[1].

En 2007, Hugo Chávez, el presidente venezolano, y Piedad Córdoba, una senadora colombiana, actuaban como mediadores autorizados en las negociaciones de Intercambio Humanitario en curso entre las FARC y el gobierno de Colombia. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, había dado permiso a Chávez para mediar, con la condición de que todas las reuniones con las FARC tuvieran lugar en Venezuela y de que Chávez no se pusiera en contacto con miembros del ejército colombiano directamente, sino que lo hiciera a través de los canales diplomáticos adecuados. [3] [4] Sin embargo, el 22 de noviembre de 2007, el presidente Uribe de Colombia dio por terminados abruptamente los esfuerzos de mediación del presidente venezolano, después de que el presidente Chávez se pusiera en contacto personalmente con el general Mario Montoya Uribe, comandante del Ejército Nacional de Colombia[5] En respuesta a esto, Chávez dijo que seguía dispuesto a mediar, pero que había retirado al embajador de Venezuela en Colombia y había puesto las relaciones colombo-venezolanas «en un congelador». También llamó a Uribe «mentiroso y cínico»[6].

Insight crime colombia

No estaba inmediatamente claro quién era el responsable de ninguno de los tres ataques, aunque las autoridades suelen culpar a los grupos armados -incluidos los disidentes que rechazaron un acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno y los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)- de este tipo de violencia.

La marca del impacto de un proyectil se ve en un helicóptero en el que viajaba el presidente colombiano Iván Duque, después de que sufriera un ataque durante un sobrevuelo en Cúcuta [Presidencia de Colombia/Handout vía Reuters].

Nadie a bordo resultó herido, pero las fotos publicadas por la oficina de Duque mostraron que la cola y la pala principal habían sido alcanzadas. El gobierno ha ofrecido una recompensa de casi 800.000 dólares por cualquier información sobre los responsables.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo en un informe en marzo que Colombia también había visto un resurgimiento de la violencia el año pasado, ya que había al menos cinco conflictos con grupos armados. El CICR dijo que 389 personas -en su mayoría civiles- murieron por artefactos explosivos el año pasado, la cifra más alta desde 2016.

La delincuencia en colombia 2020

Sin embargo, la vida de los migrantes colombianos en Ecuador se ha vuelto más difícil en los últimos años, como resultado de varios factores: el acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, un grupo armado involucrado en el conflicto interno del país); el cambio de gobierno en Ecuador y Colombia; y la gran afluencia de venezolanos que huyen de la catástrofe humanitaria.

Los migrantes colombianos reportan altos niveles de discriminación, y casi dos de cada cinco habían sido víctimas de un delito en el último año, según una encuesta realizada por los autores en julio de 2019 en Quito, Ecuador. También reportaron poca confianza en las instituciones ecuatorianas, se mostraron reacios a participar en la sociedad civil y trataron de mantener un perfil bajo para evitar ser blanco de desprecio. Sin embargo, la mayoría espera vivir en Ecuador en un futuro próximo, ya que dudan que el acuerdo de paz mejore la situación de seguridad en Colombia.

Los venezolanos recién llegados, en cambio, son cada vez más visibles: hasta septiembre de 2019, 370 000 vivían en Ecuador. Aunque también denuncian cierta discriminación, tienen una mayor consideración de las instituciones ecuatorianas y una mayor esperanza de salir del país en el futuro.



Redactor independiente con experiencia en varios medios digitales de LATAM. Te explico paso a paso tramites e información del día a día en este blog de Ecuador.