Damas de compañía Cuenca Ecuador

Damas de compañía Cuenca Ecuador

396

La ciudad ecuatoriana de Cuenca ha llamado la atención las últimas semanas. Pero esta vez no tanto por sus atractivas montañas andinas, históricas catedrales, hermosos parques y otras zonas para visitar y conocer. Lo que ha hecho que esta urbe ubicada a 458 kilómetros de Quito, la capital del país suramericano, se haya posicionado en los primeros lugares de los motores buscadores de internet es insólitamente la proliferación de la prostitución en sus principales calles.

Sí, las damas de compañía Cuenca Ecuador van en aumento, convirtiendo al «oficio más antiguo del mundo» en uno de los temas de mayor preocupación por parte de las autoridades de la ciudad. Hoy en Ecuador Consultar queremos hacer referencia a este tema en particular, ya que ha despertado un inusitado interés entre la población.

Lo que debes saber las damas de compañía de Cuenca

Si haces una búsqueda rápida en internet, hallarás sin mayores inconvenientes algunas páginas dedicadas a la promoción de las mejores damas de compañía Cuenca Ecuador. El hecho de ver decenas de web dedicadas al ramo da una idea del boom de esta actividad, la cual recluta cada vez más mujeres naturales de Ecuador o Europeas.

Las fotografías sugerentes muestran a mujeres de diversas características físicas ofreciendo sus servicios de scort. Sí, las hay morenas, rubias, altas, bajas, jóvenes, maduras, delgadas y una que otras pasaditas de kilos. Quien desee la compañía de una fémina para cualquier lugar y luego disfrutar de ellas durante una noche de hotel, puede escoger la que quiera a través de los portales disponibles.

Pero no hace falta «guglear» las diferentes páginas de internet para conseguir la compañía de una de estas mujeres, pues algunas calles de esta connotada ciudad están repletas de ellas. Calle Gaspar, Río Bravo, Manuel Vega Mariano Cueva tienen sus propias «esquinas de la pasión», donde chicas de casi todas las edades (incluso menores de edad) estarán dispuestas a darte felicidad por algunos dólares.

La Chola Cuencana también ha alcanzado notoriedad por lo mismo. Y aun cuando la pandemia por covid-19 obligó a las autoridades a restringir cualquier actividad para reducir el número de contagios, las «mujeres de la vida alegre» siguieron en lo suyo, haciendo que su «trabajo» tuviera mayor énfasis.

Las hay para todos los presupuestos

Nuestra intención no es juzgar a quienes ejercen la «profesión más antigua del mundo» en esta ciudad de Ecuador. Pero sí queremos hacer un bosquejo para entender un poco cómo esta actividad se ha desarrollado con éxito, a pesar de que las autoridades han tratado de mantenerla bajo control.

Los hombres que por falta de compañía femenina acuden a estas mujeres, se dirigen a cualquiera de las calles que hemos mencionado, las cuales a partir de las 10:00 de la noche ya están repletas de quienes por dinero podrían cumplir cualquiera de sus caprichos.

Y sí… hay quienes cobran una tarifa lo suficientemente asequible, pero también encontrarás cortesanas con montos muy por encima de lo normal. De hecho, se dice que a Cuenca también llegan algunas damas shemale y pornstar, pero acceder a ellas es un poco más difícil.

La pandemia se las puso difícil

Ni en burdeles ni en las calles. Como consecuencia de la pandemia por covid-19, la actividad quedó restringida. Y creemos conveniente usar la palabra «restringida», pues el ejercicio desde entonces comenzó a funcionar en la clandestinidad.

Ante la adversidad, las damas de compañía Cuenca Ecuador se vieron en la obligación de adaptar algunas casas particulares como centro de operaciones. De esta forma, la prostitución no decayó del todo durante los días más difíciles de la pandemia, ofreciendo de igual forma un servicio a sus clientes más frecuentes.

Aunque a escondidas, fue de esta manera que la prostitución como actividad pasó de las zonas de tolerancia a otros sectores. Y aunque muchos de los locales donde se ejerce desde las sombras han sido clausurados por las autoridades, el problema continúa.

Hoy en día, varios años desde que el covid-19 comenzó a ganar terreno, las damas de compañía de la ciudad de Cuenca se atreven nuevamente a tomar las calles. Pero esto ha significado más inconvenientes, pues los peligros afuera son latentes. Por eso, los robos, riñas, agresiones y microtráfico han empezado a hacer de las suyas, amparados de algún modo por las condiciones y escenarios propios de la prostitución.

Pero, ¿cuáles son las razones por las que un hombre recurre a damas de compañía?

Ya sea en Cuenca o en cualquier otra ciudad del mundo, las razones por las que un hombre ha recurrido a la prostitución son casi siempre las mismas. Para entender un poco más esta situación, queremos ofrecer algunas de las razones por las que un hombre recurre a damas de compañía.

  • Muchos de los hombres que contratan los servicios de alguna scort es porque sencillamente disfrutan mucho teniendo sexo con alguien diferente. 
  • Usar a prostitutas como objeto de deseo, permite a la mayoría de los hombres (sobre todo jóvenes) explotar al máximo su sexualidad.
  • Las prostitutas permiten a sus clientes explorar cosas nuevas. Seguramente, estas sensaciones no las habían tenido anteriormente.
  • A través de los servicios de una dama de compañía, un hombre puede tener relaciones sexuales con una mujer sin que implique alguna relación afectiva.
  • Algunos de los clientes tiene alguna pareja estable, pero con ella difícilmente podrá cosas nuevas. Por esta razón, va en busca de cualquier meretriz disponible en las llamadas «esquinas de los deseos» de las calles de Cuenca, Ecuador.
  • Para un gran porcentaje, es la forma más sencilla de tener alguna experiencia sexual.
  • Aunque parezco difícil de creer, esa sensación de hacer algo prohibido y secreto puede despertar los más oscuros deseos de algún hombre. Y solo por esta razón, es capaz de buscar una dama de compañía.
  • Aunque insólito, las damas de compañía pueden ofrecer mayor confianza a una persona que ha pasado parte de su vida afligido por algún complejo, tanto física como de personalidad.
  • Seguramente has escuchado decir que «la curiosidad mató al gato». Pues aplica seguramente en este caso, pues algunos hombres han revelado que han ido en busca de alguna prostituta solo por curiosidad.
  • ¿Sin tiempo para formar una relación de mayor estabilidad? Pues seguramente es un motivo para encontrar placer en brazos de una dama de compañía. No hay dudas de que es una forma de asegurar una aventura lo más pronto que se pueda.
  • Tal vez con ayuda de una scort, una persona puede conseguir la máxima satisfacción sexual.
  • A veces hay personas que no se sienten preparados para asumir una relación estable. Por eso acuden a burdeles o casas de cita para contratar los servicios de una fémina que logre satisfacer sus necesidades.

 



Redactor independiente con experiencia en varios medios digitales de LATAM. Te explico paso a paso tramites e información del día a día en este blog de Ecuador.