Si el aborto fuera legal en ecuador el estado estaría atentando contra el derecho a la vida

Si el aborto fuera legal en ecuador el estado estaría atentando contra el derecho a la vida

38

Ley del aborto en texas

La protección del derecho a la vida plantea la cuestión de si el niño no nacido está protegido y si las personas también tienen derecho a morir. No ha habido muchos casos individuales con respecto a estas cuestiones.

18. La demandante afirmó que permitir que se le ayude a suicidarse no estaría en conflicto con el artículo 2 del Convenio, ya que, de lo contrario, los países en los que el suicidio asistido no es ilegal estarían infringiendo esta disposición. Además, el artículo 2 protegía no sólo el derecho a la vida, sino también el derecho a elegir si se quiere seguir viviendo o no. Protegía el derecho a la vida y no la vida en sí misma, mientras que la frase relativa a la privación de la vida estaba dirigida a proteger a las personas de terceros, es decir, del Estado y de las autoridades públicas, no de ellas mismas. Por lo tanto, el artículo 2 reconocía que correspondía al individuo elegir si quería seguir viviendo o no y protegía su derecho a morir para evitar el sufrimiento y la indignidad inevitables como corolario del derecho a la vida. En la medida en que el caso Keenan, al que se refiere el Gobierno, indicaba que podía surgir una obligación para las autoridades penitenciarias de proteger a un preso que intentara quitarse la vida, la obligación sólo surgía porque era un preso y carecía, debido a su enfermedad mental, de la capacidad de tomar una decisión racional para acabar con su vida (véase Keenan contra el Reino Unido, nº 27229/95, TEDH 2001-III).

¿es legal el aborto en colombia?

En las protestas públicas y en los debates en los medios de comunicación, es posible identificar una fuerte tendencia al reduccionismo moral: ambos bandos intentan resumir sus ideas de manera extremadamente simplista y sin contexto, utilizando términos emocionalmente cargados como: «Matar a los bebés está mal, y punto», o «Nunca permitiremos esto en Chile/ Brasil/ El Salvador, aquí protegemos a los niños y a la familia». Los defensores de las leyes de aborto más liberales no han estado exentos de este reduccionismo moral y «esloganismo» y también han intentado captar lo que es un tema enormemente complejo en breves frases hechas: «Mi cuerpo, mis derechos», «Si doy a luz, yo decido» o «¡Dejad los rosarios de mis ovarios!». Aunque la simplificación es una forma habitual de transmitir mensajes en una protesta, el encuadre del tema en este caso suele ser muy inexacto, con palabras incendiarias o ejemplos de casos extremos explotados en un intento de generar una respuesta emocional seguida de un compromiso con el tema. Como suele ocurrir con los temas polémicos, la representación de los oponentes ideológicos como una caricatura de sus representantes más extremos es una estrategia simplista utilizada habitualmente por ambas partes en el debate sobre el aborto.

Leyes sobre el aborto

Abortar de forma consentida es un delito en Ecuador, castigado con hasta dos años de cárcel para las mujeres que consientan en abortar, y de uno a tres años para los profesionales de la salud que practiquen un aborto. Las únicas excepciones son si la vida y la salud de la embarazada están en peligro y en todos los casos de violación.

El 28 de abril de 2021, la Corte Constitucional ecuatoriana emitió una sentencia que despenaliza el aborto en todos los casos de embarazo por violación. Una ley anterior sólo permitía este tipo de abortos si la persona tenía una discapacidad intelectual. El tribunal ordenó a la Defensoría del Pueblo que redactara y presentara un proyecto de ley en la legislatura para cumplir la sentencia en el plazo de dos meses y exigió a la Asamblea Nacional que debatiera el proyecto en los seis meses siguientes a su presentación.  El tribunal dejó la puerta abierta a una nueva despenalización, concluyendo que la Asamblea Nacional tiene la obligación de legislar de forma que se cumpla el «derecho a vivir con dignidad» y no puede eludir su responsabilidad de proteger todos los derechos constitucionales.

Si el aborto fuera legal en ecuador el estado estaría atentando contra el derecho a la vida en línea

En 2017, Sara, con 38 años y dos hijos, pensó que era demasiado mayor para volver a quedarse embarazada. Cuando empezó a sangrar abundantemente, acudió a un hospital público de Quito. Un médico le diagnosticó una infección del tracto urinario y anotó en su historial médico que la infección había provocado un aborto. Un nuevo médico en el siguiente turno se hizo cargo de su atención. Empezó a interrogar a Sara sobre la hemorragia, preguntándole si había tomado alguna píldora o había intentado abortar. El estado de Sara seguía siendo inestable y tenía mucha fiebre; el médico llamó a la policía.

Mientras seguía sangrando a causa de un procedimiento para extraer el tejido restante de su útero, Sara, desnuda salvo por una bata de hospital, y con unas pocas toallas sanitarias, fue llevada por la policía a una unidad de detención en medio de la noche y acusada de aborto con consentimiento, un delito según la ley ecuatoriana. A primera hora de la mañana, a Sara se le asignó un abogado de oficio, que le aconsejó que se declarara culpable a cambio de una sentencia más leve. A las pocas horas, se celebró la vista.



Redactor independiente con experiencia en varios medios digitales de LATAM. Te explico paso a paso tramites e información del día a día en este blog de Ecuador.