¿Cómo puedo motivar prácticas ecológicas en casa?

¿Cómo puedo motivar prácticas ecológicas en casa?

167

Las actividades cotidianas pueden generar un impacto negativo en el medio ambiente, sobre todo cuando no existe control exhaustivo por parte del hombre.

Mantener encendidos los electrodomésticos cuando no están en uso o dejar abierta la llave del agua sin necesidad puede parecer insignificante, pero lo cierto es que perjudican al planeta más de lo que se piensa.

Y muchas veces lo hacemos de  forma inconsciente.

Hoy queremos reflexionar sobre el tema, tomando en consideración que desde el hogar deben surgir las primeas iniciativas para no dañar nuestra Tierra. Por eso, hoy te diremos cómo puedo motivar prácticas ecológicas en casa.

Consejos útiles para motivar las prácticas ecológicas en casa

Llevar a cabo prácticas ecológicas en casa no está de más, pero lo mejor es que puedes vincular a la familia fomentando la conciencia desde el hogar. Hoy te daremos algunos consejos útiles para la ejecución de acciones que aunque parezcan insignificantes pueden arrojar grandes resultados.

1. Reducir, reutilizar y reciclar reduce los niveles de contaminación

¿Alguna vez has escuchado hablar de las 3R? Están vinculadas a acciones importantes para el cuidado del medio ambiente. Se trata de reducir, reutilizar y reciclar, y por fortuna muchas personas la están poniendo en marcha.

La intención es no comprar productos innecesarios, tampoco arrojar a la basura algunos objetos que pueden tener una segunda vida. Por último, desechar los artículos en los contenedores de reciclaje elaborados para tal fin.

2. No desperdicies el agua… es un recurso valioso

El agua es uno de los recursos más valiosos que tiene nuestro planeta. Por esa misma razón, hay que aprovechar cada litro de ella. Lo primero que se debe tomar en cuenta es no dejar la llave abierta por mucho tiempo si no necesitas de ella.

Si a la hora de bañarte, el calentador no hace su trabajo tan rápido como lo deseas, no dejes que el agua caiga en cantidad mientras esperas. Deposítala en un cubo y úsala más adelante para regar las plantas o limpiar la vajilla.

3. Evita dejar las luces encendidas

Las luces de la sala o de la habitación deben permanecer apagadas cuando no están en uso para evitar el consumo excesivo de energía. ¿Para qué dejarlas encendidas si no les darás algún provecho?

Ahora, las bombillas ahorradoras demandan mayor energía justo al momento de encenderlas. Por eso, lo más recomendable es no apagarlas si volverás al lugar donde se encuentran instaladas al cabo de unos minutos.

4. Guarda el aceite usado

Una de las prácticas ecológicas más recomendadas es justamente el almacenamiento del aceite usado en pequeños recipientes.

La intención es no arrojarlo en el sifón del lavaplatos, ya que puede afectar seriamente el medio ambiente. Cada litro de este fluido es capaz de contaminar hasta 1000 litros de agua.

Seguramente te estarás preguntando qué puedes hacer con el aceite usado que has guardado. La primera opción es reutilizarlo para la fabricación de jabones caseros, pero también puedes desecharlo tomando las medidas adecuadas.

5. Da un uso adecuado a la lavadora

Al momento de usar la lavadora, asegúrate que esté llena o que cubra el nivel máximo permitido. También es fundamental el uso de programas cortos antes de ponerla en funcionamiento.

No abuses del sistema de lavado en caliente, al menos que la ropa este muy sucia. Evita utilizar en exceso el jabón y suavizante. Es que ambos resultan dañinos para el medio ambiente.

6. Usa bolsas que no contaminen

La fabricación de bolsas plásticas requiere de petróleo y mucha energía, los cuales resultan enemigos a muerte del medio ambiente. Pero además, su tiempo de vida útil es de poco más de 10 minutos, por lo cual serán desechadas generando un impacto negativo mucho mayor.

En sustitución, puedes usar bolsas de tela para hacer las compras del día. Este material garantiza un uso mucho más prolongado. Las bolsas de plástico biodegradables son esencialmente útiles para depositar los desechos, lo que sin duda es una magnífica alternativa.

7. Productos de limpieza menos contaminantes

¿Has escuchado hablar de la limpieza ECO? El término hace referencia a la implementación de productos con menor índice de agentes tóxicos que afecten la salud y degraden el medio ambiente. 

Lo que se quiere es reducir o evitar el uso de estos artículos de limpieza. Sustitúyelo por aquellos con componentes más naturales. El vinagre es un producto casero que ha demostrado efectividad a la hora de desinfectar y desengrasar paredes y pisos.

8. Presta atención a la calefacción y al aire acondicionado

Abusar del aire acondicionado o de la calefacción incrementa el consumo de energía eléctrica, lo que, a su vez, aumenta el daño al medio ambiente.

Si tienes frío o calor, piensa primero en la aplicación de métodos más ahorrativos y sustentables antes de encender el aparato.

Durante la época de verano, lo más recomendable es bajar las persianas o cerrar las ventanas. Lo mismo puedes hacer en invierno.

Las prácticas ecológicas en casa son indispensables, más ahora cuando el planeta necesita de la ayuda de todos. Poniendo en marcha una serie de consejos seguramente ayudarás al medio ambiente, a la vez que generas un nivel de conciencia mucho más óptima en los miembros de la familia.



Redactor independiente con experiencia en varios medios digitales de LATAM. Te explico paso a paso tramites e información del día a día en este blog de Ecuador.