¿Cómo podemos economizar los recursos naturales que usamos en casa

¿Cómo podemos economizar los recursos naturales que usamos en casa?

175

El cuidado del medio ambiente debe empezar desde el hogar, aplicando las medidas de conservación necesarias para lograr el objetivo sin mucho esfuerzo. Pero, ¿cómo podemos economizar los recursos naturales que usamos en casa? 

La pregunta ha generado grandes debates. Pero hoy queremos ofrecer una respuesta clara y oportuna para que cualquier acción que puedas ejercer (por más pequeña que parezca) garantice un ahorro significativo de esos recursos que a diario usamos en casa.

Consejos para economizar recursos naturales

Si quieres saber cómo podemos economizar los recursos naturales que usamos en casa pon atención a las siguientes recomendaciones:

1. Ahorra el agua

Sin lugar a dudas, el agua es uno de los recursos más importantes del planeta y cada vez disponemos menos de sus beneficios. Por eso su cuidado es importante y para lograrlo es necesario poner en marcha estos consejos:

  • Evita que el agua corra mientras lavas tus dientes. Pero también es importante mantener el grifo cerrado mientras te afeitas.
  • Es importante colocar el tapón del fregadero mientras lavas los platos. La intención es reducir considerablemente el consumo de agua por flujo innecesario. Otra recomendación es cerrar la ducha mientras te enjabonas.
  • Al momento de lavar frutas y vegetales, utiliza un recipiente con agua en lugar de hacerlo bajo el grifo abierto.
  • Corregir las goteras que al día pueden desperdiciar hasta 30 litros del preciado líquido.
  • No usar mangueras a la hora de lavar el carro. Lo más recomendable para economizar el agua es utilizar baldes y una esponja, aunque en la actualidad es posible encontrar toallas ideales para esta tarea que no requieren de mucha agua.
  • Es importante regar el jardín durante las noches, pues  durante esas horas la conservación de la humedad es mucho mayor.
  • En la medida de tus posibilidades, emplea agua reutilizada para bajar el inodoro, ya sea del lavarropas, ducha o lavaplatos.
  • Cambiar los grifos de la regadera y lavamanos es importante. Los de ahora han sido fabricados con mucho menos agujeros que los antiguos, pues de esa manera es mucho más seguro controlar la salida de agua. Por tal motivo, garantiza un ahorro mucho más significativo.

2. Optimiza el uso de la electricidad

Reducir el consumo eléctrico no solamente influye de forma positiva en el medio ambiente, también garantiza un ahorro sustancial al momento de pagar la factura de luz. Pero para que esto funcione, hay algunas técnicas que debes aplicar.

  • Seguramente no sabías que si dejas el cargador del celular conectado aunque no esté en uso igual consume energía. Lo mejor es desenchufar el cable luego de terminar el proceso de carga. Lo mismo ocurre con el ordenador.
  • Las lámparas de bajo consumo son una excelente opción para ahorrar energía, aunque los expertos en el tema también sugieren el mayor aprovechamiento de la luz natural.
  • Solo cuando están en uso mantén conectados los electrodomésticos, pues de lo contrario elevarán el monto de la factura de luz. Además de eso, puede ser perjudicial para el medio ambiente. Si quieres mejorar el proceso, es necesario desconecta cualquier artefacto si vas a salir de casa por más de un día.
  • Mantén la temperatura del aire acondicionado en 21 grados para lograr un consumo eficiente, evitar despilfarros de energía y mejorar la salud del medio ambiente.
  • Los paneles solares son una opción perfecta, pues aseguran un ahorro de energía sustancial. Pero además garantizan una energía impecable.
  • Es importante descongelar el refrigerador cada cierto tiempo. La escarcha que produce genera un efecto de aislamiento que permite un consumo de 20 % de energía, lo que sin duda es perjudicial.
  • Instala los radiadores justo debajo de las ventajas. Es que el aire que genera conlleva a una mejor distribución del calor.

3. Atento con el gas para cocinar

El gas también es un recurso importante que debe ser valorado. Por esa razón, ofrecemos algunos consejos útiles para ahorrar lo más que se pueda.

  • Emplear utensilios que funcionan a base de vapor es una opción más que indispensable, pues además de reducir el consumo de manera considerable, conserva por mucho más tiempo los nutrientes de los alimentos.
  • Utilizar aquellos recipientes que tengan igual o más tamaño que el fuego de cocción. La intención es evitar fugas de calor que resulten perjudiciales.
  • Si vas a cocinar, trata de cortar los alimentos en porciones muy pequeñas, pues estarías garantizando una cocción mucho más rápida. De esta manera, también estarías reduciendo el consumo de gas.
  • También es importante el uso de vidrios para hornos, los cuales han sido capaces de mantener el calor por mucho más tiempo. Por lo mismo, el tiempo de cocción de las comidas disminuye de manera considerable.
  • Baja el nivel de fuego lo más que puedas al notar que los alimentos ya están en un punto de ebullición.
  • Sustituye hornos por microondas a la hora de calentar la comida.
  • Evita en la medida de lo posible abrir la puerta de cualquier horno mientras esté en funcionamiento. Cada vez que lo haces, el artefacto pierde hasta 25 grados de calor y para volver a su punto, requerirá de un mayor consumo de energía.
  • También puedes ahorrar gas tapando tanto sartenes como ollas. De esta forma, los alimentos estarán listos en menor tiempo.

Es necesario mantener un medio ambiente saludable

Ahora que sabes cómo podemos economizar recursos naturales que usamos en casa es necesario hacer un nuevo llamado a la reflexión al respecto. Es esencial que cada ciudadano aporte su grano de arena para lograr un medio ambiente lo más saludable posible.

Lo más importante es conservar mucho más y consumir lo menos que se pueda, pues con esto la intención es dejar un planeta Tierra habitable a las próximas generaciones.

También es fundamental adquirir hábitos respetuosos que aseguren prácticas sostenibles, las cuales, a su vez, contribuyen con un mejor planeta. Hoy más que nunca es importante llevar a cabo este tipo de acciones, pues tanto el planeta como las sociedades lo requieren.

Por eso es importante empezar desde casa, donde seguramente se cuentan con recursos disponibles que deben ser cuidados. También se recomienda enseñar a los niños cualquier mecanismo de conservación en el colegio, a fin de lograr ciudadanos con una conducta sostenible a lo largo del tiempo.



Redactor independiente con experiencia en varios medios digitales de LATAM. Te explico paso a paso tramites e información del día a día en este blog de Ecuador.